top of page

Spark. Year 3 | Session 6 | Week 6

La semana de field trip siempre es una semana de mucha emoción. Esta vez... ¡Visita a NIños Conarte!



La mente de cada Hero está centrada sólo en eso. Ellos saben que al visitar un lugar que no es el estudio les da la oportunidad de tener aventuras y explorar en compañía de sus mejores amigos… ¡diversión asegurada!.


La planeación conlleva tiempo, crear listas, organizar equipos, tener líderes y escuchar a esas voces que los conducirán por el camino de este field trip. Afrontando los retos que se presenten, volviendo la solución de problemas en una habilidad que pondrían en práctica.


La semana de trabajo parecía pasar muy lenta para llegar al jueves. La agenda llena con eventos importantes y una exhibition en puerta la volvió interesante para calmar esas ansias de esperar al jueves.




Llegado el día arribaron temprano para esperar el autobús que los llevaría. Line leaders hicieron sonar las campanas y llamaron a su equipo. ¡Vaya organización!

Llegando al parque estos equipos mostraron su coordinación: One, two, three, ¡hop! Cantaban emocionados para llegar al primer punto. Llegados ahí, buscaron un buen spot para sus mochilas. Ahora sí ¡a jugar!. Heroes ponían retos, otros ayudaban a sus amigos a columpiarse, tesoros en forma de rocas fueron coleccionados y la gracia y cortesía se vivía al límite. ¡Buenos días ardilla! ¡Buenos días ciclistas! ¡Buenos días patos!.




- Ese pato es masculino.

- ¿Cómo lo sabes?

- Los patos masculinos son más coloridos que los femeninos para llamar la atención de las hembras y las hembras son en ocasiones más grandes que los machos.

- ¡WOW!


Sin duda que cada field trip les regala la oportunidad de aprender algo nuevo.



Dentro de Niños Conarte sus ojos brillaban de impresión ante el montón de actividades que tenían listas para ellos. Manos impacientes con ganas de participar esperaron tranquilas.


- Adelante pueden dividirse para recorrer el lugar, dijo una guía de Conarte.




Así que nuevamente los line leaders sonaron sus campanas, escogieron el área de trabajo de sus equipos para después rotarse. Disfrutaron cada minuto dentro del lugar, escucharon atentos a una historia y exploraron individualmente, pero a decir verdad les faltó tiempo de lectura pero esto les dejó la oportunidad de agendar un nuevo field trip.




- ¿Y si venimos otra vez pero ahora visitamos el horno?



Sin duda los Sparks se comerán al mundo.




Comments


bottom of page