Spark. Year 3 | Session 2 | Week 5




Esta semana de preparación para la exhibición se vivió con energía recargada, se respiró en el aire la emoción, caras llenas de felicidad de compartir con sus padres este momento de gozo y orgullo para ellos.


Los preparativos han llevado mucho tiempo, cada actividad ha sido desarrollada con una finalidad. El aprendizaje está atrapado en ellos y quieren dejarlo brotar como una manada de leones corriendo por la Sabana.





Desde el viernes de la semana pasada un héroe decidió encargarse de las flores y comprendiendo la responsabilidad que esto conlleva, consideró el tiempo que debía dedicarle y puso manos a la obra para dejar los floreros listos y decorar las mesas. Hizo un conteo de mesas, de floreros, de flores disponibles… incluso compartió un florero con la guía de Discovery. ¡Llegó al estudio con su cara llena de felicidad de mantener una conversación con ella completamente en inglés! Y a pesar de que esto le tomó todo una mañana de trabajo y en su agenda quedó solo un material escrito, no tuvo la menor importancia, porque todo es para la exhibición.



Durante los morning circles hemos tenido actividades muy variadas, con las que nos encanta canalizar energía y compartir experiencias, el día miércoles parte del morning circle fue dedicado a la concentración, una tacita de porcelana llena de sal fue pasada de mano en mano, el silencio se hizo presente en el estudio, los ojos de los héroes atentos, movimientos calculados y precisos hicieron de esta actividad algo lleno de goce y así con esta misma tranquilidad caminaron al estudio a llenar sus agendas de metas por cumplir, metas que verían en acción el viernes de Exhibition Day.





Como parte de nuestro quest los animales salvajes se hicieron presentes en el estudio, leones con enormes melenas tejidas a mano, jirafas bailarinas y mucho aprendizaje nos acompañó.





También esta semana celebramos la línea de vida de Mateo. Los Sparks atentos escucharon las historias que junto a su familia nos compartió. Llenos de curiosidad hacían preguntas sobre las fotos e historias que contaron. Además lo llenaron de hermosas palabras y buenos deseos. ¡Feliz vuelta al sol, Mateo!