Spark: Year 3, Session 2, Week 1

Esta semana comenzaron Spark con mucha energía la aventura de un nuevo Quest.

Llegaron al estudio con emoción tratando de descifrar el Quest Map, platicamos detalles de cada semana y pusieron manos a la obra con las actividades. Para poder iniciar este recorrido, primero empezaron con la clasificación de animales. ¿Cómo se pueden clasificar? Las respuestas volaban, ¡por tamaño!, ¡por colores!, ¡los que viven en la casa y los que viven salvajes!, entonces la investigación comenzó. Hay muchas maneras de clasificarlos y comenzar de menos a más siempre resulta bien. Primero la palabra "habitat" les resonó, para después llegar a la conclusión de que hay animales que viven en el agua, animales que habitan la tierra y animales que no viven en el aire, pero es su lugar favorito.


Un día después de llegar a esta primera clasificación, una pregunta más fue lanzada : ¿los animales comen lo mismo? ¡NO!, gritaron al unísono. La investigación comenzó y llegó a una respuesta en tres palabras nuevas: omnívoros, herbívoros y carnívoros. La diversión de clasificar los animales que están dentro del estudio causó controversia, como es posible que el cerdo ¡sea omnívoro!!. Con maravilla crearon libros con esta clasificación y ahora estos forman parte de la biblioteca de Spark.



El jueves por la mañana, llegan con esa emoción de la clase de yoga, la cual también contó con una visita muy especial, Elsy tenia una bolsita llena de animales todos con poses diferentes y ejercicios para imitar a estos animales. Más tarde en el estudio tuvieron un momento de reflexión: ¿los animales nacen de la misma manera? ¿cómo nacen los humanos? ¿se mantienen siempre las madres con sus crías? ¿cuándo comienzan las crías su vida independiente? Las preguntas sobraron y un libro nos acompañó: Heather Has Two Mommies, para este día cerrar con un retrato de las familias de los Sparks, que fué la cereza del pastel. Familias muy variadas, con un perro, con abuelos, con muchos primos, con tíos y sin tíos, etc. La importancia de tener familias diferentes integrando una gran comunidad nos vuelve seres humanos más sensibles ante las diferencias, abiertos a creencias e ideas que pueden no ser compartidas. El respeto y el cariño en cada familia salió a relucir y se veía en sus rostros emocionados al compartir a cada miembro de su hogar.


Para cerrar la semana, crearán una cadena de clasificación de Animal y Su Críá, para así afianzar una forma más de clasificar los animales.


La próxima semana será igual de emocionante que esta, llena de aprendizajes y momentos de reflexión.