top of page

Spark. Year 4 | Session 2 | Week 6

Esta semana, como en cada sesión, es la más ajetreada. ¡Claro! Los Spark Heroes quieren dejar todo perfecto y sentirse preparados para Exhibition.



En esta ocasión, justo antes de cerrar la sesión tenían dos líneas de vida en puerta: Marieta y Mateo comparten semana de cumpleaños y además, se sumó a la semana una gran aventura- la visita a Museo Marco y a la exposición inmersiva de Van Gogh que está en la ciudad.

Fue una semana para recordar. Entre los ensayos conversaban sobre el field trip.


- ¿Vamos a cruzar la calle?

- La exposición de Van Gogh es en el Museo Marco ¡Ya te dije!

- Nos vamos a ir todos juntos o que mi mamá nos lleve.


Las conversaciones los distraían del ensayo de su Exhibition.


Aclaremos dudas. Se llamó a un círculo donde todos escuchaban atentos. Sin duda cuando los Heroes comparten un tema de interés se vuelve la plática aún más amena.

Con todas las preguntas despejadas, continuaron con su ensayo. ¡Tenemos que terminar hoy, recuerden que mañana viene Gonzalo!



Gonzalo Villarreal, de Urban Farm, les regaló a los Heroes una hora cargada de información importante. Dado que niños y niñas están pensando seriamente en crear su propio huerto, necesitan la asesoría de alguien que conozca el ramo. Gonzalo compartió con ellos su Hero's Journey, les platicó que hubo cosas en su vida que lo hicieron cambiar de carrera, que él se cuestionaba y buscó la manera de generar un cambio a favor del planeta tierra. Todas estas vivencias lo hicieron cambiar su estilo de vida, dejó su trabajo y su carrera para dedicarse de lleno a la ecología.


Los Heroes sintieron empatía y atracción a las palabras de Gonzalo. Resonaron tanto en su mente y en su corazón, que el huerto es un hecho. Ahora a poner manos a la obra. El reto será cuidar de sus plantas y ayudarlas a crecer, para echar a andar tan bello proyecto.




El miércoles comenzaron a desfilar los Sparks, muy puntuales llegaron al estudio. Todos luciendo atuendos en tonalidades azules como lo habían acordado. Desde el momento en que llegó el autobús la energía comenzó a subir. Dos equipos muy bien organizados eran liderados por un par de Heroes. Sin duda estaban listos. Desfilaron en orden hacia el autobús, la guía los esperaba abajo del camión y vaya sorpresa que nos llevamos al subir y verlos sentados en el mismo orden de su fila. Sonará fantasioso pero cada equipo, uno a la derecha y otro a la izquierda buscaban su cinturón de seguridad y ayudaban al compañero de junto. Al ser está su tercera vez en un field trip se sienten más familiarizados con todo el proceso. ¡Cantando y entre risas llegamos al museo!



Habían ensayado cada momento, como bajarían, cómo cruzarían la calle, quien va al frente, quien va detrás de mí, pero la emoción de estarlo viviendo no tiene comparación. Compartimos en las escaleras del museo un ligero snack, suficiente para cargar energía. El museo abre sus puertas a las 10. Jugando se pasa el tiempo rapidísimo. Organizamos un gran morning circle, un pequeño warm up y sacando toda esa energía cambiaron al mood adecuado para entrar al museo. Seremos espectadores, como si esto fuera una mesa de observación.








La visita resultó increíble. Las fotos hablan por sí mismas. Ahora sí nuestra siguiente parada: Van Gogh.



Llegó el día más esperado. ¡Exhibition day! Pero antes, la línea de vida de Marieta. Llegaron puntuales y muy emocionados. Practicaron sus core skills mientras un delicioso aroma a cupcakes de plátano invadía el estudio. Terminaron su trabajo montessori y coronaron la hora del lunch celebrando un año más en la vida de su amiga.


Terminado el lunch, jugaron un poco; pero en su agenda tenían un pendiente muy importante. Un último ensayo y afinar detalles. Faltando 10 minutos para la una se veían caritas ansiosas. ¡Todos a sus puestos, los papás están aquí!


Participaron en una Exhibition llena de consciencia ecológica. La gran sorpresa fueron sus plantas en el huerto, están creciendo rápidamente.


Durante este cierre, se vivieron experiencias que nos hicieron recordar que en efecto: los niños son los maestros.



Cerraron el viernes celebrando la vida de Mateo, nos deleitaron con bellas historias de su vida y deliciosos cupcakes de vainilla.






El coach André nos acompañó, para dar un cierre cargado de energía a esta sesión.


Nos vemos después del break, para descubrir las nuevas aventuras de los Sparks.



Comments


bottom of page