Cómo criar un astrofísico

León Velázquez | Diciembre 16, 2019


Es invaluable que accedan a libros donde se pierdan por horas y a mentores que se vuelvan modelos a seguir en la vida real.

El astrofísico Neil DeGrasse Tyson


Cuando era niño, sus padres lo llevaban cada semana, junto a sus dos hermanos al planetario local (para su suerte, el Hayden Planetarium, del que ahora es director).


Neil DeGrasse Tyson es un astrofísico que se ha encargado de divulgar la ciencia de forma amena y contundente. Es el sucesor de Carl Sagan, por decirlo de alguna forma.


Recientemente, platicó con Tim Ferriss sobre cómo aprendió a ser y cómo él y sus hermanos descubrieron cada uno sus diferentes llamados.


"Según nuestros padres veían que nos interesaba un tema, corrían a comprarnos libros sobre ello".

No tenían mucho presupuesto, pero iban a la librería a la mesa de liquidaciones y conseguían libros rebajados que luego les regalaban en sus cumpleaños o con cualquier otro pretexto.


El acceso a libros donde te pierdes por horas descubriendo secretos y pensando nuevas preguntas es invaluable para l@s niñ@s. Recuerdo que en mi caso fue El Nuevo Tesoro de la Juventud, mi enciclopedia favorita.


En el caso de Neil, además de tener la biblioteca casera más grande del Bronx, el otro factor clave fue la ciudad.


La ciudad como laboratorio


Sus padres usaban la ciudad como un laboratorio. Cada fin de semana llevaban a sus hijos a museos y en el caso de Neil, específicamente al planetario. Ahí, los niños pudieron ver cómo son los científicos, artistas y profesionales en general. Asistían a conferencias y talleres donde estos profesionales enganchaban a los niños con sus historias, compartían su conocimiento, pero sobre todo, el amor por lo que hacían: ciencia, arte u otra disciplina.


Neil platica que gracias a que pudo observar cómo es un científico de clase mundial, pudo imaginarse a sí mismo en esa posición. A los 14 años veía imposible aprender todo lo que sabía esa persona, pero, eso plantó su motivación por aprender a ser.


A través de la conexión directa con la ciudad y sus habitantes, Neil aprendió a ser astrofísico, su hermano a ser artista y su hermana, (quien, bromeando dice: "se vendió al sistema"), estudió un MBA y trabaja en el mundo corporativo; ella siempre adoró los caballos y ahora cultiva su amor practicando deportes hípicos.


Como resultado, todos sus intereses son genuinos y por ello son felices. No tienen ningún interés oculto; ningún temor de decepcionar a sus padres.


Imposible no sentir FOMO.

¿Qué lugares tenemos en Monterrey para llevar a nuestros hijos a ver cómo trabajan profesionales de alto desempeño y cómo disfrutan su trabajo?

FOMO que duele.


PD. Te dejo la liga al podcast, está buenísimo:

https://tim.blog/2019/10/03/neil-degrasse-tyson/


[Actualización Octubre 10, 2020]: escribí este blog antes de que se anunciara el cierre del Planetario: qué impotencia.

Acton Academy Monterrey es la primera microescuela Acton Academy en México, afiliada a la red líder mundial de aprendizaje autodirigido.


Recibimos nuev@s héroes continuamente, cada seis semanas.


La admisión es un proceso selectivo para asegurar que las familias que ingresan comparten nuestr@s valores y cultura.


Más información: https://www.actonacademymty.com/enrollment



Rio Hudson 322

Col. del Valle 

SPGG MÉXICO 6622O

 

hola@actonacademymty.com

Tel: (+52) 811O488523

 

 

© 2O2O by Acton Academy MTY