top of page

Wonder. Year 4 | Session 2 | Week 3

¡Los Wonder Heroes siguen reforzando sus actividades de vida práctica con deliciosos resultados!




A los niños les gusta mucho todo lo relacionado con la cocina y ayudar en las labores de la casa, sobre todo en esta etapa de desarrollo. Las dinámicas de lavar la mesa, trapear, cocinar, etc. están llenas de experiencias que involucran a todos los sentidos y por esto les resultan muy interesantes y atractivas. Además les ayuda al desarrollo motor grueso y fino: entre mas trabajen con su manos podrán desarrollar mejor su coordinación, equilibrio y así lograr una mejor concentración en el futuro.






En el estudio se ofreció una fruta diferente: mandarinas. Aprendieron a quitarles la cáscara, se tiene que hacer despacio y con cuidado para no apretar y dañar demasiado los gajos y evitar que se salga el jugo antes de comerla. Esto ayuda a desarrollar no solo la motricidad fina sino también la paciencia: mientras experimentaban y conocían la fruta, un niño le quitaba solo un pedazo de cáscara y la tentación fue tanta que le dio una mordida… se dio cuenta que no sabía tan rica por lo amargo de la cáscara y que así no podía comerla toda. Encontró por sí mismo el control de error en la fruta. Otro niño la pelo completita de manera tranquila y la puso en un plato dividida en gajos para buscar un lugar y sentarse a saborear y disfrutar.


Durante los primeros días de la semana alguien le platicó a un Wonder que había comido pay de manzana y la pequeña tribu de Wonder insistió en que querían probarlo. Gracias a su iniciativa, se compraron los ingredientes para prepararlo en el estudio. Ya con todo listo pusieron manos a la obra y trabajaron muchísimo, cada Hero preparó una charola completa de pequeños pays.





Primero cortaron las manzanas, les pusieron azúcar y canela, y aunque alguien dijo que no le gustaba la canela, todos aceptaron probarla sola y descubrieron que si les gustaba… así que la incluyeron en la preparación y la mezclaron muy bien para integrar a la fruta. Continuaron con la masa, la receta lleva queso crema y cuando lo vieron ¡todos querían un pedacito! Cada uno ayudó a preparar la masa, hicieron bolitas que después aplastaron con sus dedos en cada molde para extenderla y hacer la base. Por último pusieron las manzanas en cada pay, los dejaron listos en las charolas para ponerlos en el hornito y esperar. Una vez que se enfriaron, todos juntos probaron su pay… habían dos tamaños así que algunos pedían uno grande y otros uno chiquito. El delicioso aroma llegó a los demás estudios y atrajo a varios Sparks curiosos. Con la intención de compartir y saber si alcanzaba para todos, un Wonder Hero con ayuda de un Spark contaron a todos y encontraron que ¡sí había suficientes para todos!



Convivir con diferentes niños les beneficia en su desarrollo socio-moral, por ejemplo: comenzar a conocer reglas en los juegos y ponerse de acuerdo con qué objetos va a jugar cada quién. Durante esta semana surgió un juego muy interesante: se pusieron de acuerdo para jugar con los animales del mar y con los de la selva para construirles casas. Hablaban entre ellos diciendo que tenían que tener techo, otro sugirió que necesitaban una puerta para entrar, comenzaron a hacer diferentes construcciones. Este juego continuó durante toda la semana, mientras trabajaban en sus construcciones de manera individual y en ocasiones de manera colaborativa en grupos de tres.


Así termina esta tercera semana en nuestro estudio, con muchos aprendizajes y descubrimientos.


Comments


Acton Academy
Blog

bottom of page